Ir al contenido principal

El consumismo

El consumo repercute en la economía; y viceversa. Si esto es así, podríamos usar el consumo para reactivar la economía.
El consumo es una variable externa que se encuentra influida por otra serie de determinantes:
• Renta: se mide por el PIB, según la teoría, a mayor renta, un individuo es más partidario de consumir más. El PIB está influenciado de una manera muy estrecha por la demanda, que a su vez, está compuesta por tres elementos: gasto publico, inversión privada y consumo.
• Nivel de precios: a mayor precio, menor consumo. Se mide por el IPC
• Ahorro: el nivel de renta también influye  en esta variable, puesto que podemos ahorrar o consumir con dicha renta; a mayor ahorro, menor consumo. Determinante del nivel de ahorro son los tipos de interés; si el tipo de interés es alto, la tendencia al ahorro es mayor, o de esta forma, el tipo de interés y el consumo serían lo contrario.
Sabiendo todo esto, podríamos decir que si el consumo aumenta, la demanda de producción crece y la producción aumenta, creciendo pues los niveles de renta del país.  Por todo ello, podríamos pensar que cualquier medio que pudiera hacer subir el consumo, afectaría positivamente en la economía del país.
Cuando escuchamos en la radio o vemos en la televisión alguna noticia referida a los tipos de interés, a la inflación o a los Presupuestos del Gobierno pensamos que eso no tiene nada que ver con nosotros, que, por muy importante que parezca, eso no nos afecta. . La economía es un proceso en el que todo forma parte, todo influye en él y todo sale afectado. Si la economía nacional va como debe, si hay poco desempleo, si los presupuestos son favorables, la sociedad entera consumirá más.
En nuestro país, los economistas no aconsejan frenar la economía y “abrocharse el cinturón”; todo lo contrario, el consejo dado va en la dirección de aumentar el consumo como motor de la economía. Pero hay que tener cuidado, ya que un sobreconsumo, sobre todo cuando ese consumo va encaminado hacia la irracionalidad hace descender el ahorro y puede hacer que el nivel de vida decaiga como es lógico, para mantener altas tasas de consumo hace falta una elevada renta y para ello, es necesario aumentar el empleo.
Es por eso que debemos dirigir esfuerzos a tomar medidas que premien un consumo responsable, para lo que se precisa una gran variedad de productos y servicios ofertados, en libre competencia. (aquí)

Al consumir alteramos la realidad económica, ya que nuestra acción de consumir va a influir en el conjunto de la economía y de la sociedad. 
Influyen los ingresos, los precios y el ahorro.

La producción de un país viene dada por la demanda de esa producción. Esa demanda está formada por: el gasto público en bienes y servicios, otro es la inversión privada y, por último, el consumo de las personas. Esto significa que si aumenta nuestro consumo, la demanda de producción aumentará, y en consecuencia la producción será mayor.
Si se produce más se necesitarán más empleos, con lo que el desempleo bajará, los salarios crecerán y el nivel de vida mejorará. En resumen, el consumo ayuda de manera importante al desarrollo de una economía y, cuando éste aumenta, la economía mejora. Es por esto que en situaciones de crisis económica, como las que estamos atravesando actualmente, es necesaria la creación de políticas que favorezcan el consumo y no que lo frenen, de tal forma que éstas impulsen la reactivación de la actividad económica (aquí)



Comentarios

Entradas populares de este blog

La Ruptura Catalana

Existen posiciones enfrentadas con respecto a la oposición de Cataluña.  Por un lado se encuentran los partidarios de la independencia y por otro los contrarios a esta ruptura de España. Los partidarios de la independencia manejan sus números sobre el enorme coste que tiene pertenecer a España y los grandes beneficios que Cataluña obtendría si se separa del resto de España. Por su parte, los contrarios a esa ruptura aportan unas cuentas bien distintas en las que las pérdidas superarían con mucho a las ganancias. Y ambas partes se acusan mutuamente de falsear los datos. Aunque es evidente que la hipotética ruptura afectaría tanto a Cataluña como al resto de España, los cálculos concretos sobre el impacto son imposibles debido a la incertidumbre sobre lo que sucedería si llega a consumarse. Cómo obtendría el nuevo gobierno financiación para pagar nóminas, pensiones y servicios públicos catalanes, qué harían las empresas establecidas en Cataluña, cuánto le costaría al nuevo país comprar y …

La caída del muro de Berlín

La construcción del Muro de Berlín y, especialmente su caída, han formado parte de los momentos más importantes de la historia del siglo XX. Este muro dividió Berlín en dos partes durante 28 años, separando a familias y amigos. 

Al finalizar la II Guerra Mundial, tras la división de Alemania, Berlín también quedó dividida en cuatro sectores de ocupación: soviético, estadounidense, francés e inglés. Las malas relaciones entre los comunistas y los aliados fueron creciendo hasta llegar al punto en que surgieron dos monedas, dos ideales políticos y, finalmente, dos alemanias. (aquí)
En 1949, los tres sectores occidentales (estadounidense, francés y británico) pasaron a llamarse República Federal Alemana (RFA) y el sector oriental (soviético) se convirtió en la República Democrática Alemana (RDA). Berlín quedó dividida. El muro que comenzó siendo una alambrada provisional de 155 kilómetros, acabó por convertirse en una pared de hormigón de entre 3,5 y 4 metros de altura con un interior fo…

Guerra de Independencia Española

La Guerra de la Independencia Española o Guerra peninsular en el contexto europeo, fue un conflicto bélico dentro de las guerras napoleónicas que ocurrió entre el 2 de mayo de 1808 con el levantamiento contra los franceses y el 21 de junio de 1813 con la victoria de las tropas españolas, británicas y portuguesas en la Batalla de Vitoria, o el 17 de abril de 1814 con el pronunciamiento del ejército español a favor del rey Fernando VII.
Esta guerra comenzó con el tratado de Fontainebleau, firmado el 27 de octubre de 1807 entre España y Francia. Este tratado unía a estas dos naciones con el fin de repartirse Portugal, nación aliada de Inglaterra en el contexto de las Guerras Napoleónicas que se desarrollaban en Europa entre el Imperio de Napoleón y el resto de grandes potencias y la única que no acepto el bloqueo continental.


Este tratado permitía a las tropas francesas llegar a Portugal atravesando España e incluso alojarse en España. Aprovechando este derecho, los ejércitos franceses qu…